08

Feb

2014

BUO…bua!bua!bua!

En esta extraña mania anglosajona de llamar a lo que ya tenemos nombre por siglas (alguien debe creerse que eso mas moderno, mas apple¡ digo yo!) la Biblioteca de la Universidad de Oviedo ha de demominarse BUO, si, como el ave rapaz nocturna pero sin la H de hueso. Pues estos dias la BUO ha ganado protagonismo universitario, y mediatico, como consecuencia de las ocurrencias rectorales. No iban a ser menos, debieron pensar sus gestores. Sin emendarse a Dios ni al Diablo nuestros gestores disponen el cierre de una de las bibliotecas de la Universidad. Digo disponen porque textualmente no proponen, con nadie hablan, con nadie se reunen, a nadie explican ni preguntan. Si, si, luego acudiran tarde y mal a una reunion, con la decision tomada, sin mas argumentacion que la chuleria del director de bibliotecas aportando datos y mas datos, pero nunca argumentos. Porque Sr. Director, una biblioteca es un organo vital en una Universidad, no se trata de que libro se pida mas o menos, o cuantos estudiantes la usan por hora. La biblioteca es un concepto principal universitario: un solo alumno, un solo sobresaliente, un unico trabajo fin de grado explicaria su existencia. No es una cuestion datos, sino de principios universitarios. Se dice, se comenta que es un problema de personal, de algun trabajador que felizmente se jubila. Veamos pues la calidad y profundidad del problema!. No es una cuestion de planificacion, de reestructuracion, de reorganizacion de los servicios bibliotecarios. Tampoco es un problema de los “numeros” que maneja y expone el imponente director de bibliotecas. Es una simple, sencilla, jubilacion de un bibliotecario. Ni mas ni menos. Quizas convenga que este director se concentre en sus numeros y ratios y se ponga a servirnos, a todos, a los colectivos universitarios planificando y organizando sus servicios a nuestras demandas. Quizas sus numeros son consecuencia de su gestion. Las bibliotecas del siglo xxi deben ser mucho mas que viejas estanterias, libros codificados con celofan, mesas y lamparas, quizas deban incoporar nuevos usos y costumbres tecnologicas propias de este siglo, quizas los terminos bases de datos, libros electronicos, descargas de ebooks, codigos qr, redes y conexiones tecnologicas no sean cuestiones que le interesen a nuestro director de bibliotecas. Quizas, solo quizas, deberia dedicarse justo a eso, a modernizar nuestros servicios bibliotecarios y a salir un poco mas de la biblioteca central en coche oficial. Solo quizas¡. Pero claro, en eso de planificar, reestructurar, reordenar, modernizar va a juego con el equipo rectoral. Ocurrencias del momento a miles, solo eso, tan solo eso, desgraciadamente eso… Por cierto, es casualidad que las ocurrencias del equipo rectoral siempre sean para el campus de Gijon o para el de Sociales del Cristo, o no?…vaya, vaya… Finalizo como comence, con unas siglas, pero ahora de una onomatopeya: bua¡ , para llorar. Por favor, si no saben o no valen, que se vayan o que se callen.

Compartir esto:

Sobre el Autor

Francisco Javier de la Ballina Ballina

Profesor de la Universidad de Oviedo desde septiembre del año 1989. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Oviedo (1993). Desde el año 1994 es Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados. Ha sido Director General de Comercio y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias y tiene experiencia profesional como Director General de la Cámara Oficial de Industria, Comercio y Navegación de Gijón.