16

Sep

2014

¡Estamos en el culo!

Hace tiempo que tengo metida en mi cabeza una viñeta que reza tal que así: “¡No hay nada que hacer! ¡Estamos en el culo!… le dice un espermatozoide a los demás tras su loca carrera por conseguir su único objetivo.” Ya lo he utilizado en alguna entrada de Twitter y Facebook por la gracia y la clarividencia del mensaje.

images

Es que tal es así lo que nos pasa en Uniovi. “¡No hay nada que hacer! ¡Estamos en en culo!” Si a alguien le quedaba alguna duda, ya fuera pequeña o grande, el inicio de este curso se las habrá despejado todas. Ni en la mas fantástica película de Hollywood sería posible tremendo desastre, caos y desorganización. La paciencia que se dice infinita está ampliamente superada en el comienzo de curso de Uniovi. Enumeremos: las matriculaciones se siguen haciendo con el curso ya iniciado, las convalidaciones de los Erasmus están pendientes de realizar con el curso en marcha, los grupos definitivos sin formar por el caos en la aprobación de las peticiones de cambio de grupo, ¿adivina qué asignaturas puede tener cada uno en su Campus Virtual y de qué profesores?, los horarios de las asignaturas optativas del mismo curso coinciden en sus horarios lo que las convierte en difícilmente optativas, hay un montón de alumnos pendientes de saber si serán expulsados o no de la Universidad por su expediente académico, que no saben si han de ir o no a las clases, las aulas indicadas para cada asignatura en la web se modifican el mismo día o el siguiente por arte de la “magia potagia”, los profesores trabajan sin listados de alumnos en su Campus Virtual, hay grupos de clase con mas de cien alumnos y otras asignaturas con grupos de 10 o menos, la paciencia debe ser infinita cuando el profesor procede a conectar el PC del aula, ¡la red es como máximo “mediaG”!, ¡el WI-FI se va se viene pero no se detiene!, el registro no da abasto con las instancias para solicitar de todo cuando ya todo ha comenzado, las colas son infinitas en las secretarías, los trabajos fin de grado deben concretarse con los alumnos en plazos de tres días y con todo el lío de inicio montado, no hay normas sobre la evaluación continua y cada profesor cuenta su propio cuento de terror en clase, los alumnos preguntan por eso de las tutorías grupales, ¡que incluso aparecían en la primera semana de clase!, los profesores no saben que responder, ¡se callan su opinión sobre las dichosas tutorias!, los profesores quieren vender sus libros y se empeñan en decir sin decir que son muy importantes, las fotocopiadoras trinan con unas fichas de papel a las que hay que poner una foto como en el siglo pasado, los apuntes se repiten y repiten año tras año como si el tiempo no pasase por Uniovi, unos pocos profesores tienen problemas porque usan para todo el Campus Virtual y no va, los alumnos tienen problemas porque otros no hacen nada en el Campus Virtual ya que no saben utilizarlo, la comodidad de los profesores hace que estos pongan sus tutorías en horarios de clase, ¡así que a ver quien puede ir a verlos!, los alumnos extranjeros de Erasmus van preguntando en inglés por todas partes como llegar a la oficina de relaciones internacionales, los conserjes no los entienden y cuando alguien lo consigue les acompaña a una oficina cerrada a cal y canto, ¡justo en estas fechas!, las tarjetas universitarias tardan en darse así que a buscarse la vida con los carnets del CTA…. Hasta las máquinas de café “juegan” al caos y te sirven agua en lugar de un chocolate o un descafeinado, eso sí, ¡se quedan con el dinero!, hasta la climatología colabora con un calor infernal que hace insoportable aguantar en las clases, ¡y no te digo nada de los autobuses universitarios!.

¡Ésto es el culo! El culo de la desorganización en la Universidad de Oviedo. De una Universidad que esta en el culo de los rankings, que esta en el culo de la empleabilidad de sus alumnos, que esta en el culo de la internacionalización, que esta en el culo de las relaciones con las empresas… que tiene el culo lleno de gestores inútiles e irresponsables, que tiene el culo lleno de catedráticos que hacen de todo menos dar clase, que tiene en el culo mas que lleno, ¡con uno de los mayores ratios de profesores por número de alumnos de toda la OCDE!, que tiene el culo lleno de profesores sin experiencia profesional, que tiene el culo lleno de complementos en los sueldos por todo y para siempre, que tiene el culo lleno de centros ineficientes, de máster sin demanda… Estamos en el culo, pero SÍ hay algo que hacer, intentar limpiarlo, cada uno como pueda, yo lo intento y seguiré intentándolo, en la teoría de este blog de la denuncia y la ilusión y en la práctica de mi día a día. ¡¡¡Que no me falte el papel higiénico en mi maletín de trabajo¡¡¡

¡Buenos días, Uniovi!

Compartir esto:

Sobre el Autor

Francisco Javier de la Ballina Ballina

Profesor de la Universidad de Oviedo desde septiembre del año 1989. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Oviedo (1993). Desde el año 1994 es Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados. Ha sido Director General de Comercio y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias y tiene experiencia profesional como Director General de la Cámara Oficial de Industria, Comercio y Navegación de Gijón.

 


Un Comentario

  • TamifluTamara

    Este año ya no tengo clases en uniovi puesto que mi plan esta desaparecido y no hay nada que mas feliz me haga que pensar que pronto dejare de vagar por esos pasillos. Es cierto que no todos los profesores son iguales y que gracias a no se quien a veces tienes suerte y das con uno que hasta cuenta cosas utiles, pero a la inmensa mayoria los sacaba de los despachos y los ponia en la calle a que se enterasen de que vale un peine. Encontrar trabajo es complicadisimo y uniovi tiene cuando los tiene unos convenios que dan risa. Recemos por salir pronto de alli.

    • 21 septiembre, 2014, 22:08:58

Deja un comentario