14

Oct

2014

Gotor: ¡I Love You!

“Suena el run run de mi mundo interior…” que dice la canción de Estopa, y los murmullos de Babel… que dice la Biblia, para decirme que porqué dedico mi Blog a atacar al Sr. Rector. Inclusive quien se cree que el Blog en sí mismo tiene por razón de ser arremeter contra el Sr.Gotor. Pues, permítanme que les diga, a los de Estopa y a los de Babel, a los moros y cristianos, a los sirios y troyanos, “Urbi et Orbi”, que no solo se equivocan, sino que están más perdidos que un sordo en un tiroteo.

Mi blog se llama UNILUSIÓN, justo porque resume mi posición y objetivo: tengo una gran ilusión por la Universidad. Creo, siento, vivo y disfruto en la Universidad. Me gusta y soy feliz en la docencia. Siento que puedo enseñar, y que sé hacerlo. Yo también estudié en esta Universidad y me dio mucho, ¡creédme! He trabajado bastante tiempo fuera de la Universidad y me ha hecho, si cabe, quererla mas. Estoy agradecido a mi Universidad por todo lo que me ha dado, en formación, en reputación y también en trabajo. Pero siento que se está perdiendo, que día sí y otro también asistimos a su desmantelamiento y descrédito. Veo multiplicarse el número de alumnos, veo dispersarse su formación, veo desmotivarse a los compañeros, veo estropearse o escasear nuestros recursos docentes… Hay un extraño pacto entre profesores y alumnos, dejemos a los primeros centrarse en sus proyectos de investigación, en sus revistas académicas con JCR, a cambio de no molestar ni agobiar a los estudiantes que son satisfechos con unas tasas de aprobados más que suficientes. Un pacto de no agresión, de permuta de un título de grado para el estudiante a cambio de un tramo de investigación para el profesor.

¿Dónde está la docencia, la enseñanza, el aprendizaje del estudiante? Si es que está, ¡poco queda! ¿Dónde está la decencia, la responsabilidad, la ética profesional del profesor (que no investigador, ¡eh!)? Si es que existe, ¡apenas se encuentra! ¡No es ésta mi Universidad! La que yo quise y quiero querer es otra. Aquella que me formó a mi, y a los padres de los actuales estudiantes, la que Ley a Ley, Ministro a Ministro, Consejero a Consejero, Rector a Rector han ido estropeando, dilapidando, hasta el estado catastrófico en que se encuentra hoy en día. Claro que la responsabilidad no es del Sr. Gotor, ¡claro que de aquellos barros vienen estos lodos!, claro que el Rector está limitado por unas normas presupuestarias y unas instrucciones desastrosas de los actuales gobernantes. Es más, creo personalmente, ¡de verdad!, que el Sr. Gotor ha sido el mejor rector en la historia reciente de la Universidad. Pero, tristemente, eso se ya es pasado. Hoy, ahora, no quiere o no sabe, no desea o no es capaz, de liderar la reestructuración de nuestro Universidad a los nuevos tiempos. Tiempos de crisis con escasez presupuestaria, con modelos formativos imposibles (el desastre de Bolonia es manifiesto), con exceso de infraestructuras y de carreras. Tiempos modernos que demandan nuevos sistemas educativos, basados en las redes universitarias, en las nuevas tecnologías educativas, en la interrelación con el mundo empresarial. Tiempos que exigen el fin de una Universidad provinciana, pretenciosa, que quiere abarcar tanto que no aprieta en nada. ¡Además, sí! Claro que el Sr. Gotor es, porque es el Rector, el responsable de los desmanes administrativos que se producen día si y día también, desde el triste cierre de la biblioteca universitaria en Gijón hasta las mas reciente ampliación con el curso comenzado de las matrículas, y por medio, otros tantos desastres, como el del Reglamento de Permanencia. ¡Y, sí! Claro que el Sr. Gotor es el responsable de unos Planes Docentes donde unos profesores tienen un 40% de su carga docente sin cubrir, y otros están al 100%, de la coincidencia en horarios de asignaturas optativas, que entonces ya no lo son, de la obligación de tener que impartir eso que se llaman Tutorías Grupales, de la carencia de normas para los Trabajos en Grupo, de tener que salir corriendo de las clases a las 20 horas para poder hacerlo con luz, de que los PC’s de las aulas sean del año 2007, de estar en las clases en abrigo… de un día a día que se supera a insoportable, insufrible…. De todo eso, y más, es el responsable porque es el Rector de la Universidad. Como se dice en el mundo profesional, eso va en el sueldo.

Las entradas en mi blog son, simple y sencillamente, críticas, incluso autocríticas. Intentan hablar de la realidad de la Universidad, de las cosas que uno ve o en las que participa. Criticas que denuncian para recuperar la buena Universidad. Criticas que solo piden al Rector, como a mis compañeros y a mi mismo, que cojamos el toro por los cuernos. Que se ponga a resolver nuestros problemas y dificultades. Y que si no quiere, o no puede, que deje paso a otro responsable, que tenga las ganas, ideas y motivación que el Sr. Gotor ya no tiene, ¡o parece no tener!

Compartir esto:

Sobre el Autor

Francisco Javier de la Ballina Ballina

Profesor de la Universidad de Oviedo desde septiembre del año 1989. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Oviedo (1993). Desde el año 1994 es Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados. Ha sido Director General de Comercio y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias y tiene experiencia profesional como Director General de la Cámara Oficial de Industria, Comercio y Navegación de Gijón.

 


Un Comentario

  • marcos

    Vaya, sin duda me ha gustado este post, pero sin embargo, puedo entrar en des consonancia con muchos aspectos, si bien que de los obviados estoy de acuerdo.
    Gotor no ha sido ni mucho menos el mejor rector de todos los tiempos. El descontrol y abandono del campus de mieres, el abandono a su merced del servicio de reprografía así como de sus trabajadores, la vaga implantación de bolonia,la posición sumisa en el consejo social ante la imposición del reglamento de permanencia(de expulsión) a la cual solo plantó cara, bueno… “Plantar cara” cuando las asambleas le presionan, cuando la universidad le deja las cosas semi hechas, la masificación de aulas, el incumplimiento de guías docentes, y un largo etcétera que repercute no solo en la vida del estudiante sino de toda la universidad.
    Nos encontramos con un cde activo y comprometido que aunque su presupuesto se recorte, actúa por y para los estudiantes y mueve con charlas coloquios y congresos la universidad, que redacta documentos que ayudan al rector a decidir, y que solo tiene que aprobar.
    He visto en muchos plenos a un gotor maniatado, con chuletas de su equipo para salir del paso.
    Nos encontramos con un Vicente marioneta que solo pone la cara, la cara amable de un hombre mayor que mucho mas no puede hacer. La cara amable de la mafia. Pero sin duda y ya que haces alusión a la musica… Yo mas bien lo consideraría la Yoko Ono de esta universidad,así como la mayoría de sus vicerrectores y equipo.

    De verdad queremos que alimerka, fase, además de los partidos políticos, decidan en nuestra universidad para sus propios intereses, además de lucrarse?
    Yo a ello me opongo

    • 14 octubre, 2014, 15:18:43

Deja un comentario