15

Dic

2014

5.400 “pavos”

Depende del tipo de carrera y depende del curso, pero el coste medio de un estudiante por año en la universidad pública es de 9.100€ (entre 8.000 y 12.000€). Cuando el estudiante se matricula estaría pagando un 20% de media del coste total de la matrícula (no confundir “tasa” con “precio público”, ¡eh!, lo digo por algunas “enteradillos”). Esto es, un 80% de la factura es de todos, de los dineros públicos de la Administración, exactamente 7.200€ por uno, 14.400€ por dos, 21.600€ por tres, cada año, y así sucesivamente para llegar a los 7,5 millones de euros para un total de 1.044 alumnos expulsados por el régimen de permanencia. Casi nada, ¡eh! Dicen las estadísticas que un 30% de los estudiantes españoles deja la Universidad sin pasar de segundo curso, esto es, 14.400€ de cada uno tirados. Dicen las estadísticas que otro 30% necesitan al menos un año mas para acabar la carrera, eso es, 7.200€ de sobrecoste por cada uno (mínimo, porque están los que tardan dos años más, tres años más…). En resumen, matematicamente hablando, por cada tres estudiantes que comienzan sus estudios en la Universidad se tiran (mínimo) 21.600€ de dinero público en ineficiencias. Si multiplicamos esta cifra por el número de alumnos en la Universidad de Oviedo, o en una determinada facultad, estimemos la cantidad de dinero despilfarrado.

Imaginemos, caeter is paribus, que por parte de la Administración se mantuviera la aportación económica a la Universidad. Pues bien, por cada estudiante que va a “no ser, no estar” tendríamos 5.400€ al año (21.600/4) que poder dedicar a dotar dos aulas de informática de 27 Mac cada una, por ejemplo. O a gastar en calefacción, en mobiliario y obras, en equipamientos para las aulas, en salas para trabajo, en plazas de parking, en…. ¡Buah! No quiero ni pensar en la cantidad y calidad de cosas, de mejoras que podría hacer en cualquiera de nuestras facultades. Que un alumno eficiente piense lo que podría hacer con esos 5.400€ de su compañero mediocre: no tener que pagar ni un euro de matrícula, disponer de una tablet de alta gama, tener un bono de transporte anual gratuito, acceder a libros, documentos y fotocopias sin coste, contar con un bono-restaurante para comer en la Universidad, crear un fondo para viajes y actividades fuera de la Facultad… o simplemente tener un sueldo mensual de 450€ al mes para dedicarse a lo que le toca hacer: ¡estudiar! Esa es la realidad, ¡así de claro!, por cada alumno que cumple con su tarea y consigue graduarse de forma correcta se están dedicando 21.600€ extras para ayudar a los alumnos ineficaces e ineficientes.

En eso deberían los estudiantes pensar cuando saben y/o ven a un coleg@ que se queda en la cama, que no se presenta a los exámenes, que se queda en la cafetería jugando, que se mofa de sus compañeros en los trabajos de grupo, etc. Pensar que le están “robando” a él, y que nos están “robando” a todos, porque el dinero público es nuestro, de cada uno de nosotros cuando pagamos el 21% de IVA al comprar unos zapatos, o el 20% que se retiene en las nóminas de sus padres, o el euro que sus abuelos deben pagar al comprar un medicamento, o….

Porque ser una Universidad Pública, ser de todos, de la sociedad, ser una oportunidad para la igualdad de oportunidades, no es malgastar el dinero público, el de todos los ciudadanos. Eso tiene otro nombre: despilfarro, ¡así de claro! Basta ya de demagogia, populismo, cantos de sirena… Mírale y piensa en los 5.400€ por año que son tuyos y no suyos. ¡Otro modelo es posible y necesario!

Compartir esto:

Sobre el Autor

Francisco Javier de la Ballina Ballina

Profesor de la Universidad de Oviedo desde septiembre del año 1989. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Oviedo (1993). Desde el año 1994 es Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados. Ha sido Director General de Comercio y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias y tiene experiencia profesional como Director General de la Cámara Oficial de Industria, Comercio y Navegación de Gijón.

 


6 Comentarios

  • Francisco Javier de la Ballina Ballina

    De nuevo gracias por todos esos datos. Indicativos, tal como se titula uno de mis post TENEMOS UNA JUVENTUD QUE NO NOS MERECEMOS.
    Tienes 52 post en mi Blog, muchos de ellos se refieren a lo bueno de nuestros estudiantes.

    • 19 diciembre, 2014, 09:49:20
  • Maestrillo enteradillo

    Pero que a la inversión en educación lo llame dinero perdido sí debería hacerlo. Porque hablar de dinero perdido podría hablar la alumna o el alumno que al estudiar renuncia a un trabajo a jornada completa, lo que supondría entre 10000€ y 14000€ anuales, que habría que sumar a los 1000€ que abonaría de matrícula aproximadamente. Por tanto, en los 4 años que dure la carrera estaría asumiendo unos 4000€ de gastos fijos sólo en matrícula, más el gasto en material y la renuncia a unos ingresos de entre 40000€ y 56000€. Pero claro, son casos excepcionales no? Tal y como está el sistema educativo actual en su universidad, o aceptas o sería imposible aprobar sin asistir a clase y, por tanto, el régimen de permanencia actual te expulsaría.
    – Desde el año 1999 hasta el 2011, el porcentaje de personas presentadas-aprobadas de la PAU ha ido en aumento del 77% hasta el 86%, por lo tanto, buenas estudiantes a la universidad llegan en número amplio.
    – En el curso 2010/2011 según la tabla públicada por el Ministerio de Educación sobre Tasas de Rendimiento, Éxito y Evaluación de los alumnos, en estudios de grado en números totales:
    – Rendimiento: 69,7%
    – Éxito: 83,1%
    – Evaluación: 83,9%

    (Tasa de Rendimiento: Relación porcentual entre el número de créditos aprobados y el número de créditos matriculados.
    Tasa de Éxito: Relación porcentual entre el número de créditos aprobados y el número de créditos presentados.
    Tasa de Evaluación: Relación porcentual entre el número de créditos presentados y el número de créditos matriculados)
    Eso dicen las estadísticas y en cambio las medidas se adoptan para la minoría, patada en el culo a quien se porta mal y palmadita en la espalda a quien lo haga bien. Si se fijasen en la cantidad de buen alumnado que tienen, quizá el gasto se llamaría inversión y a la universidad pública “fábrica de conocimiento”.
    Usted saca un artículo porque ve grave que sean 3 de cada 10 malas estudiantes, le reto a que publique algo sobre las olvidadas, ya que 7 de cada 10 se lo merecen

    • 18 diciembre, 2014, 16:58:36
  • Francisco Javier de la Ballina Ballina

    Gracias por el comentario. para esto es también el Blog.
    Respecto a tus argumentos, muy afinados. Simplemente comentar que la MEDIA es la media, y que efectivamente no son buenas ni para las piernas. Pero que el dinero perdido sea menos en Sociales que en Geología no mata mi argumento.

    • 18 diciembre, 2014, 10:04:59
  • Maestrillo enteradillo

    En la rama de sociales el coste por alumno se estima en 4332€, muy lejos de las cifras que usted señala y que se corresponde a la media que cuantifica el Ministerio de Educación. Claro, esa cifra nace de una comparativa utópica entre la más barata (Educación infantil) 3194€ y la más cara (Geología) 14067€.
    Siendo usted profesor de Economía debería explicar antes de su post que el hecho de que las universidades españolas carezcan de informes de contabilidad analítica dificulta, por no decir que imposibilita, cuantificar los costes de sus actividades ¿cómo cuantificar pues lo que paga el Estado por universitario?
    Usted parece más de números que de letras, así que debo decirle que usar la falacia sólo le llevará a la demagogia y, por tanto, a sus alumnos. Quizás por eso usted esté viendo demagogia en las palabras de los alumnos, es su tarea que no sea así, por tanto usted ha fallado en su método educativo, corríjalo por favor.

    • 17 diciembre, 2014, 01:29:45
  • Francisco Javier de la Ballina Ballina

    Me parece perfecto el comentario. Uno de los objetivos del Blog es crear debate. Pero tengamos algunos datos claros: PORCENTAJE de Acceso a la Universidad: ESPAÑA 28%, media UE 15%, media OCDE 19%. Ahí esta uno de los grandes problemas¡ mas universitarios mas gasto menos calidad, de Perogrullo ¡

    • 16 diciembre, 2014, 09:47:45
  • enteradillo

    El régimen de expulsión no seencarha de expulsar a los alumnos con malas notas. Se encarga de con sus números y requisitos obligar tempranamente a los estudiantes a tener que coger terceras y cuartas matriculas que paguen precios desorbitados para así poder llenar las arcas. Impidiéndoles trabajar y castigándoles económicamente como si de una multa se tratase.
    Si bien la universidad es pública, el coste de todo sesuple con la aportación estatal a priori, así como la autonómica y diferentes aportaciones monetarias(privadas tambn que aquí hay muchas por el interés) de tal manera que si el coste sesuple a priori con los presupuestos todo aquel de mas que se obligada las siguientes prematuras tasas antes de la expulsión de los estudiantes… Son beneficios? Convertimos esto en una empresa benefitaria a costa del suspenso? Empecemos a suspender que gano yo!
    Quizás si tanto miramos el sistema educativo finlandés deberíamos de cogerlo por todo su contenido en el programa, uno por una parte terminando de convertirnos entonces en japon.
    Allá la universidad no solo es publica(gratuita 100%) si no que los estudia tes reciben por ello un sueldo que les ayudas pagar su manutención, sus pisos , un apoyo económico a la familia por el hecho de estudiar, y no trabajar, además cada estudiante de la universidad, todos los cursos, en el verano ha de realizar practicas reenmunderadas en empresas publicas de avordeasu titulación, fomentando así la adquisición de competencias, el trabajo, y el enriquecimiento to económico global. Quizás es muycomunidta para un país nórdico. O un ideal. Pero quizás deberíamos de pensar que la educación es un gasto,o un beneficio y mas una inversión, y sobre todo olvidarse de decir que en España existe una universidad pública cuando esto ya se asemeja a los precios de la privada.
    Por otra parte,como se explica que antes las titulaciones fueren de 800 euros al año y coincidiendo a la vez con los primeros de colonia ahora sean de 1100 euros? Porque nadie se quejaba entonces, cuando solo había que aprobar una al año,se pagaba una miseria y todo eran rosas, entonces no había quejas ahora somos todos unos miserables pasealibros que no pagamos un duro cuando nuestra cartera ya dejo de tener peso, no por la aparición de billetes mas ligeros sino por la ausencia de cualquier tipo de capital o crédito

    • 16 diciembre, 2014, 00:47:13

Deja un comentario