26

Ene

2015

Relaciones Universitarias

¡Existir, existen! En esto sí que los que dan las lecciones son los alumnos. Ellos sí que interrelacionan unas facultades y escuelas con otras. Hay parejas de ADE con Químicas, de Economía con Medicina, de Derecho con Ingeniería, de Física con Magisterio. Hay pandillas de amig@s con estudiantes de Turismo, Informática, Geografía, Química… Un poco de todo y de todo un poco.
Ellos sí que coinciden en actos y eventos conjuntos, tanto dentro como fuera de los campus. Tienen los “Unimochos” y sus fiestas de centros para atraer a sus compañeros de otras facultades y escuelas. Organizan en las discotecas sus macrofiestas de viajes de estudios, y a todas ellas, la organice quien la organice, acuden todos, estudien lo que estudien. Son bien famosas las que organiza Medicina, Magisterio, Ingeniería…por citar algunas. Seguro que aprovechan, aunque sea poco, para hablar de sus asignaturas, de sus profesores, de sus exámenes, de las cosas de cada grado y cada centro. Y de esta forma todos saben un poco de todos.

¿Los demás? Pues los demás no sabemos nada de nada. El profesorado, el personal de la Universidad, esos grandes desconocidos. Cada uno bien metidito en su despacho, tomando el café con los colegas de su área o departamento. Mas allá de los colegas raros que coinciden en un centro (entiéndase que “raros” son de Sociología en ADE, o los de Derecho en Turismo, o los de Empresa en Informática y, así, sucesivamente) y a los que saludamos de vez en cuando, poco más sabemos de los demás. Vivimos, nos hacen vivir, en edificios estanco. Estamos aislados, ensimismados en lo nuestro, y ni sabemos ni conocemos a los demás. Suspenso en relaciones, peor, un hermoso 0. ¡Bueno, tampoco! A veces, solo a veces… cuando truena, nos acordamos de Santa Bárbara y buscamos, medio poseídos, a algún colega de otra disciplina, de otro centro, que se necesita, obligatoriamente, para algún trabajo o estudio concreto. Pero como no los conocemos paseamos por los pasillos y con los teléfonos buscando el arca perdida. Es evidente que esto no es Universidad. Los suma de edificios, de centros, de departamentos no hace Universidad. El propio término proviene de la universalidad del conocimiento, de la globalidad del mismo. Por mucho que lo parcelemos, el conocimiento es general y necesita de la aportación de todos, pero eso no lo estamos haciendo bien, pero nada bien. La Universidad de Oviedo necesita impulsar las relaciones internas, por su propio concepto, por las estudiantes y la docencia, y por los profesores y la investigación. Y hay que ponerse a ello, ¡pero ya!. Algunas ideas (¿cómo no?):

1- Hay que poner en marcha una red social interna (ya existen algunas redes sociales de trabajo que cabría usar e impulsar como “SLACK”) donde tanto profesores como estudiantes cuelguen sus aportaciones, sus encuentros, sus necesidades, para que todos podamos saber de todos, quien trabaja en qué o se dedica a estudiar o investigar qué. Es principal, estamos en la era de la web 3.0 y seguimos funcionando a golpe de e-mail.

2- Es preciso desarrollar un “Metabuscador” dentro de la Web Uniovi de profesores, también de alumnos, ¿por qué no? Por asignaturas impartidas en grados y en másters, líneas de investigación, funciones como editores y/o revisores en revistas, experiencias en proyectos nacionales y europeos… Ya no se trata de buscar teléfonos o e-mails, hay que facilitar la búsqueda de contactos.

3- La programación de un Forum de investigación con carácter anual permitirá a la comunidad universitaria, pero también a las empresas y a la administración, conocer los trabajos concretos desarrollados o en desarrollo por los grupos y equipos de investigación de la Universidad de Oviedo.

4- A nivel docente, se debe introducir, en todos los Grados, al menos una asignatura multidisciplinar que incluya la participación de profesores de áreas muy variadas sobre temas de necesidad de conocimiento general: colegas de Informática que hablen de la web 3.0, de Filología sobre consejos de redacción y gramática, profesores de Ingeniería sobre nuevos materiales, de Enfermería y de Derecho sobre consejos básicos, de Economía….por temáticas no quedará la cosa.

5- Priorizar el desarrollo de cursos de extensión universitaria de tipo multidisciplinar que faciliten el estudio de temáticas con una amplia visión universitaria y concentración de alumnos de distintas carreras.

6- Desarrollar actividades, de corta extensión, de formación interna del personal de la Universidad, tanto docente como no, sobre temáticas operativas de interés, como novedades en Derecho, en Informática, en Estadística, en Filología Hispánica….

El espíritu universitario no se puede encerrar en cajones, ¡ni descansa por vacaciones! En ello tenemos que trabajar, por rearmar el autentico espíritu de la Universidad frente al demoníaco espíritu de Bolonia.

Compartir esto:

Sobre el Autor

Francisco Javier de la Ballina Ballina

Profesor de la Universidad de Oviedo desde septiembre del año 1989. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Oviedo (1993). Desde el año 1994 es Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados. Ha sido Director General de Comercio y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias y tiene experiencia profesional como Director General de la Cámara Oficial de Industria, Comercio y Navegación de Gijón.

 


2 Comentarios

  • Carmen de Miguel

    Efectivamente Javier, creo que has dado en el clavo: vivimos la universidad como si estuviéramos en celdas aisladas.
    Todas las ideas que propones me parecen interesantes.
    Yo soy PAS en una universidad pública y en la biblioteca donde trabajo hemos creado un club de lectura intergremial (7 PDI, 7 alumnos, 7 pas). Es una actividad que empezó hace tres cursos y que funciona muy bien. El próximo día que nos reunamos voy a comentar tu opinión y tus propuestas.

    • 31 enero, 2015, 18:35:22
  • Oscar

    No puedo estar más de acuerdo. A mi me gustaría añadir la siguiente idea: Admitir en el departamento doctores de distintas disciplinas. Es decir, Departamento de Ingeniería Química no se debe ceñir solamente a doctores de Ingeniería Química, también existen doctores en Matemáticas, Física, Química, Energía, … que son muy útiles, enriquecen el departamento y no lo hacen algo endogámico. Es algo que ocurre donde me encuentro actualmente y hace que tanto la docencia y la investigación sean de calidad, tal como lo demuestran todas las evaluaciones a las que se somete.

    • 27 enero, 2015, 16:15:06

Deja un comentario