09

Feb

2015

Sudoku Bolonio

A ver, listillos universitarios, cómo os arregláis para entender esto: tenéis el 3+2 o el 4+1, que suman 5 para el grado y master, ¡pero no son lo mismo! Luego esta el 5+1 que es para el doble grado y master, que suma 6 como el grado de Medicina, ¡pero no es lo mismo! O sea, que un grado es de 3 o de 4, un doble grado es de 5, y un master es de 1 o de 2. Puro sudoku… ¡y lo sabes! Esto es un sinvivir, para profesores y para estudiantes.

Cada dia estoy más convencido que esto del Plan Bolonia es un conspiración de la CIA para “joder” el modelo universitario europeo y, en particular, a la histórica Universidad española. Es que es imposible producir este desastre sin querer, seamos realistas. Los grados no son ni diplomaturas ni licenciaturas, sino todo lo contrario, los master no son master sino los cursos finales de una licenciatura, los doctorados ya ni se sabe lo que son, porque por haber ya no hay ni estudiantes para ellos. Las horas ya no son horas sino ECTS (¡toma esa!). Los horarios no van de hora en hora sino como los partidos de baloncesto. Las prácticas tienen tutorías grupales, que se busca a quien sepa saber lo que son y para qué sirven. Meten los “deberes” en la universidad, y los controles de asistencia a clase (¡a pasar lista!). Cada uno hace la evaluación continua que le sale del …. bolsillo, y los alumnos aprueban o suspenden por ella…. ¡Puro desastre! Y como eramos pocos, ¡parió la señorita Pepisi! Bolonia deja abierta la opción de grados de 180 y 240 créditos. Vaya por Dios, no pudieron elegir una, o si no sabían ninguna. Y encima llaman master a lo que no es un master, sino un postgrado de toda la vida. ¡Los doctorados se los han cargado sin ningún pudor! Un despropósito en toda regla, pues si se trata de convalidar titulaciones y competencias en toda Europa, que se hable de contenidos y no de créditos y cursos. De la libertad y autonomía universitaria ni hablamos, ¿no?.

Ley de Murphy. ¡Todo puede ir a peor!  Los ministros de Zapatero a su bola y el innombrable ministro de Rajoy a su rollo. Los rectores de la Pública en plan encierro sindical pactan “de palabra” no tocar nada. Los rectores de la Privada avisan que irán a su negocio. Los consejeros de unas comunidades pitan en do, los de otras en re, y algún que otro en mi. Los estudiantes se radicalizan, cosa que no es difícil conseguir, y amenazan con huelgas y demás. Osease, “se armo la casa de putas” (dicho chileno). Nada nuevo en un país que no tiene una política educativa estable desde los años 80. No seré yo quien defienda aquí ni el 3+2, ni el 4+1 ni directamente el 5 de antes. Desde mi humilde opinión, cada modelo tiene sus ventajas y sus limitaciones. ¡Cómo no! Por eso y porque uno cree irrefutablemente en la libertad como mecanismo de competencia y de especialización, defiendo que, antes, ahora y siempre, se facilite la diversidad de modelos universitarios. Porque es evidente que hay áreas científicas que exigen mas contenido de conocimiento y de prácticas que otras.  Porque es claro que la única necesidad de homogeneización debe darse en aquellas titulaciones que den lugar a competencias legisladas (medicina y salud, firma de proyectos de arquitectura, de ingeniería….). Porque es palmario que hay universidades con profesores y equipos en determinadas áreas científicas mucho mejores que otras. Porque es incuestionable que la formación universitaria debe ser tan selectiva como lo es la sociedad y la economía. Porque es obvio que la capacidad universitaria es limitada, y debe centrarse en maximizar su productividad y calidad final. Porque es patente que la sociedad y empresas actuales demandan una gran flexibilidad en la formación universitaria. Porque es indiscutible que la Universidad de la era 3.0 debe ir mucho más allá de la mera formación reglada. Porque es irrebatible que el mundo global exige de una nueva Universidad internacionalizada. Por todos estos “porqués” que manifiesto, y seguramente otros que no he citado, demos a la Universidad libertad, la mayor y máxima posible. Será lo mejor para todos, para la sociedad y las empresas, para los graduados y estudiantes, para los profesores e investigadores.

(Claro que hay otros temas colaterales claves: la FP superior, los Precios de las Matrículas… Pero cada cosa  en su lugar y momento. ¡No mezclar! ¡Peligro de Muerte!)

Compartir esto:

Sobre el Autor

Francisco Javier de la Ballina Ballina

Profesor de la Universidad de Oviedo desde septiembre del año 1989. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Oviedo (1993). Desde el año 1994 es Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados. Ha sido Director General de Comercio y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias y tiene experiencia profesional como Director General de la Cámara Oficial de Industria, Comercio y Navegación de Gijón.

 


5 Comentarios

  • Francisco Javier de la Ballina Ballina

    Tal como indico en el PD, al final, la cuestión presupuestaria es relevante. Pero es otro capítulo del tema. Primero cerremos el uno y luego abramos el dos. Unir las cosas solo aporta oscuridad.

    • 10 febrero, 2015, 09:08:38
  • Francisco Javier de la Ballina Ballina

    Yo no he utilizado el termino de “estudiante radical”, sino el de radicalizar las protestas, de hecho en el mercado laboral a la huelga se la denomina medida extrema/radical.

    • 10 febrero, 2015, 09:07:23
  • Estefanía

    Lo primero felicitar por el blog se agradece que profesores de nuestras universidades se pongan de nuestro lado para defender nuestros derechos y nuestras formación, ya que, la gran mayoría se limita a sentarse en sus despachos, dar sus clases, volver al despacho y esperar a cobrar a fin de meS sin tener en cuenta que es lo que está pasando a nuestro alrededor….pasillos sin luz, aulas sin calefacción, he oído que techos callendose, aulas con muchos ordenadores pero en los que solo funcionan dos, etc…. Respecto al tema de hoy me parece una barbaridad. El caso es que yo no suelo escribir en estos blogs me limito a leer, informarme… PEro en cuento he leído el comenotario de Iván me he dado cuenta que debía de Escribir…. Lo primero Iván después de leer toda la publicación sólo te quedas con alumnos radicales? Que bueno si te paras a leer no trae eso trae que a pesar de que nos quejamos y hacemos huelgas ni Dios nos hace caso, igual con éstas palabras lo entiendes mejor. Segundo ese es el gran problema de nuestra sociedad que hemos perdido ese espíritu de lucha por lo nuestro, ese sentimiento de empatia…. Nos limitamos a ir a la Universidad a aprobaR y ya está… Ya no se acuden a las huelgas ni a las asambleas. Han conseguido lo que querían individualismo y competividad… Se empeñar en mercantilizar la educación y así nos va…

    • 10 febrero, 2015, 01:31:27
  • Ivan Gonzalez

    Me gustaría saber a que llama usted estudiante radic ya que yo me considero muy pacífico. Un saludo

    • 9 febrero, 2015, 18:51:56
  • Ivan Gonzalez

    No hace mucho salió un tal Marhuenda ironizando en un debate de “verduleras” como quien dice, que el seguro que Rajoy se levantaba cada mañana pensando “como puedo fastidiar a los españoles hoy”; pues empiezo a pensar que no hay tanto de ironía en sus palabras. Seguro estoy de que un 3+2 podrá mejorar la enseñanza universitaría en ciertos grados, en mi caso no sería así, por eso mejor sería hacer un estudio que se ajuste a la realidad. Salía el ministro innombrable, como un vendedor de puerta asegurando la gran rebaja que supondría este nuevo cambio en el programa universitario.Yo que escuchaba al convencido ministro que sólo le falto decir “más barato y regalamos las matrículas” y por supuesto el buque insignia que era la necesidad de un sistema homólogo al de paises como Inglaterra o Francia. En ese momento saque la calculadora, un matrícula cuesta de media entre 1000 y 2000 euros (son muchas las variables que inflan o reducen este precio), hasta la fecha el master más BARATO que he visto y tenga opcion a cursar son unos 1500 euros, la realidad es que España es de los paises con la enseñanza mas cara en cuanto a máster se refiere, claro que un franés estará encantado con un 3+2 cuando a el un máster le puede salir por 400 euros que es loque a mi me cuesta dos asignaturas. EUROPEOS PARA LO QUE QUEREMOS MINISTRO MIO

    • 9 febrero, 2015, 18:46:34

Deja un comentario