23

Mar

2015

Rectores en bucle

Dice LNE en su edición del pasado domingo 22 de Marzo, apenas un día de primavera, que los tres candidatos a Rector de la Universidad  de Oviedo coinciden en una cosa: “la Universidad debe recibir financiación en función de sus resultados investigadores y docentes”. Mala cosa, para empezar, que los tres candidatos coincidan, eso recorta sustancialmente la capacidad de opción de voto. Al final, como siempre, sera una elección de personas, y de sus círculos de influencia, más que de programas. ¡Es nuestro sino! Ahora bien, volviendo al tema que nos ocupa, la frase en cuestión es un bucle de díficil resolución, algo así como el nudo gordiano que pide una buena espada o un afilado hacha. Los resultados siempre dependen de la productividad, y ésta, inexcusablemente, de los medios de producción, que a su vez existirán por la financiación de la inversión y de sus costes. Así que a ver por donde pretenden empezar y acabar. Porque de € esta mal la cosa.

Por otro lado, y no es baladí, los resultados dependen del capital humano, y este se motiva por la retribución, dineraria y no dineraria, y por aquí hay muy poca tela que cortar. Bien al contrario, el nivel de hastío del alumnado, profesorado y personal de servicios alcanza récords olímpicos a la griega. Si empezamos por el principio, al estilo empresarial, los resultados nunca son absolutos, sino relativos. No es mejor gestor quien consigue 1000 si el año anterior fueron 900 y tiene 1000 empleados, sino el que consigue 1000 si el año anterior fueron 500 con 500 empleados, por ejemplo. A más a más, ¿cómo se miden los resultados? ¿qué son esos 1000? ¿son artículos en revistas científicas, son patentes, son € en proyectos de investigación básica o en contratos con empresas, son alumnos satisfechos con sus clases, son graduados trabajando a los tres meses, en qué tipos de trabajos, qué son? Difícil solución, pero que nos lo digan, please. ¿Me atrevo a anticipar la respuesta? Una combinación de todo eso y de más componentes aún. Bien, bien. Pero, ¿en cuánto importa cada componente? La respuesta es necesaria para enfrentarse a la decisión de gestión siguiente: ¿disponemos en Uniovi de los medios precisos para ello? Grupos próximos a los 100 alumnos, ordenadores en los despachos cuya edad minima es de 7 años y que se cuelgan cada 2×3 con el software más actual, equipamientos en las aulas hiperlentos, si es que no les falla algo, cosa bastante frecuente, un sistema de selección de estudiantes fundamentado en una PAU impresentable y en unos números clausus absurdos, el deterioro abrumador de los equipamientos de mobiliario, aulas, seminarios, recortes exagerados en la traducción de artículos y en la asistencia a congresos, una WI-FI que va y viene pero no se detiene, un frío que pela lo que le pongas a pelar, apagado de luces y cierre de las facultades fuera del horario docente, ausencia de fondos para conferencias y seminarios… Y todo esto son €, son medios mínimamente necesarios, que exigen de un plan de choque urgente. ¿Qué hay de esto, señores candidatos? Tantos años de recortes presupuestarios, y de carencia de proyectos de investigación, no solo han impendido la renovación, sino lo que es peor, han deteriorado tanto el equipamiento y el capital humano que es casi un milagro poder funcionar, ¡como para ser más productivos! Y qué decir del Plan Bolonia, agotado y agotador. Maldición de alumnos y profesores, también del personal de servicios. Tanta burocracia y tan poca efectividad son difíciles de superar. Y qué hay de eso, si es que hay algo….

Enseñamos continuamente nuestro logotipo de Campus de Excelencia, ¿repetimos como un mantra la palabra excelencia y conseguimos creerlo? ¿Acaso está la excelencia en alto número de graduados sin empleo, o en los angustiosos números de suspensos de las asignaturas hueso, o en el dineral que se gastan las familias en academias? ¿O es que la excelencia se refiere a la media docena de grupos de investigación con financiación especial?  ¿De estos temas se sabe algo, o tampoco? Volviendo a la terminologia de gestion empresarial, cualquiera sabe que un mecanismo eficiente para optimizar los medios es la reconversión. Deshacerse de costes fijos y variables de equipamientos y medios arcaicos, caducos y no productivos. Rediseñar y reinvertir en las áreas más productivas. ¿Alguna propuesta al respecto, o tampoco señores candidatos? ¿Más de lo mismo del siempre igual?

De estas cosas queremos saber, al menos, algunos universitarios. Las frases grandilocuentes para otro tipo de campañas electorales, por favor.

Compartir esto:

Sobre el Autor

Francisco Javier de la Ballina Ballina

Profesor de la Universidad de Oviedo desde septiembre del año 1989. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Oviedo (1993). Desde el año 1994 es Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados. Ha sido Director General de Comercio y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias y tiene experiencia profesional como Director General de la Cámara Oficial de Industria, Comercio y Navegación de Gijón.

 


5 Comentarios

  • eraser

    ummmm … continuaremos coMENTANDO …
    😉

    • 2 Abril, 2015, 16:36:38
  • Francisco Javier de la Ballina Ballina

    Muchas gracias. Nada es perfecto, mi Blog tampoco, pero hay que abrir los balcones y hablar

    • 29 Marzo, 2015, 21:57:52
  • Alexandra Richter

    Buenas tardes, harta de la mediocridad en la gestión, la programación de lo grados, la planificación docente, la coordinación de las áreas y asignaturas, la ética profesional, la calidad de vida rayando lo infrahumano de los docentes, alumnos y personal de servicio, la calidad docente, etc etc de mi entorno emocional y laboral, la Universidad de Oviedo, o del cacareado “Campus de Excelencia Internacional”, me tomo una copa de vino en el bar de costumbre para concluir una jornada agotadora de prácticas de laboratorio, y leo su artículo. Sinceramente, me quita las palabras de la boca. Llevo tiempo rumiando la posibilidad de escribir una carta abierta a la Nueva España para arrancar la máscara a esa farsa de Campus y de Excelencia, y a ese dinosaurio endogámico e inoperante de los grupos de poder y a sus comilitones, y me llevo la sorpresa de que hay alguien que está tan harto como yo, que no está dispuesto a doblar el espinazo y que además lo dice en voz alta. Pues bien, algo tenía que hacer después de leer el artículo: darle más visibilidad. Y en eso estamos unos cuantos.

    • 28 Marzo, 2015, 21:23:46
  • Asun

    Valiente y certero artículo. Pero es que nadie se da cuenta, o miran para otro lado? Así va la educación en este país. En todos los niveles educativos

    • 28 Marzo, 2015, 08:03:05
  • milagros dones

    No me cabe la menor duda. Se podría decir más alto, pero no más claro

    • 23 Marzo, 2015, 23:30:23

Deja un comentario