13

Abr

2015

SKILSS UNIVERSITARIAS

Dice la leyenda que un viejo economista naufragó en una isla del Pacífico, consiguiendo llevarse una caja de latas de conserva, una vez allí, al plantearse abrir una de ellas para poder comer dijo aquello de “supongamos que tengo un abrelatas“.

Pues así anda mi Universidad, jugando al supongamos. Nuestros alumnos carecen de las herramientas precisas para ejecutar los trabajos que se les exigen. Ni ellos traen su propio maletin de herramientas ni la Universidad dispone del tablero de donde puedan cogerlas. Pero las tareas se les exigen igual, los pobres hacen lo que buenamente pueden, bien al puro estilo MacGyver, bien a pelo y manualmente.

No es un problema nuevo, viene de siempre la limitacion de herramientas necesarias para los estudiantes universitarios. Pero la cosa ha empeorado hasta un limite alarmante.

Por una parte porque, desgraciadamente, la enseñanza media ha perdido una enorme cantidad y calidad en el desarrollo de herramientas tan basicas como la lectura y la escritura, por una parte, y de las matematicas, por otra. Y no me refiero a las simples faltas ortograficas, que abundan, sino a la variedad lexica y a la redaccion de textos, como tampoco me refiero al algebra y el calculo sino al fundamento de la logica. Sin esos fundamentos es imposible que el estudiante llegue a la universidad con un instrumental basico para desarrollar sus tareas y trabajos.

Y por otra, no menos importante, porque el cambio tecnologico producido en los ultimos años, especialmente a nivel de informática móvil, una transformacion radical en las herramientas necesarias para los estudiantes. Y ello, tanto porque estas tecnologias han modificado las formas de las herramientas tradicionales (texto, simbologias, calculos numericos) como por precisar el diseño de nuevas herramientas, totalmente distintas a todo lo conocido.

Ademas, tal como he indicado, la urgencia se hace maxima, porque el Plan de Bolonia nos exige, a profesores y a alumnos, multiplicar las horas de clases practicas, hablar de objetivos y de competencias. Justo una mayor carga de tareas y trabajos aplicados que necesitan mas y mas herramientas, de las de antes y de las nuevas. Y lamentablemente carecemos de ellas. Si se quiere, mas los profesores de las nuevas, y mas los alumnos de las tradicionales, asi que en el mejor de los casos vamos fuertemente descompensados, y en el mas normal absolutamente desarmados.

Se pide, ya desde el primer curso de cualquier Grado, a los alumnos que redacten y presenten determinados informes, que busquen y analicen informacion y datos de variados temas, que realicen presentaciones informaticas de sus trabajos y que, ademas, los presenten publicamente en las clases, tambien les pedimos que trabajen en grupo, y que aporten ideas o propuestas en publico, y que debatan determinadas soliciones unos frente a otros…. Y lo hacemos suponiendo que tienen abrelatas, que ya lo saben hacer, y que encima lo saben hacer bien. Pero no¡, no es asi!, no tienen, al menos desarrolladas, esas imprescindibles herramientas universitarias y, posteriormente, profesionales.

Y como estan resolviendo las Universidades esta importantísima cuestión?. Pues hay 4 modelos basicos:

1- Las que integran asignaturas de herramientas como obligatorias en sus planes docentes. Aqui se encuentran principalmente las Universidades privadas, pero tambien alguna publica como la Carlos III, que, ya desde primer curso, disponen de asignaturas de 3 creditos del tipo “sistemas de busqueda de informacion” y “redacción de informes”, mas adelante iran asignaturas de presentaciones orales, trabajo en grupo, presentaciones informaticas…..

2- Las que cuentan con algunas asignaturas competenciales de tipo optativo, y por lo tanto en los cursos finales del grado, suele ser el modelo de las Universidades Politecnicas que presentan asignaturas de “Comunicacion Oral”, “Trabajos en Grupo y Creatividad”, entre otros.

3- Las que ponen a disposicion de sus alumnos sistemas complementarios, propios o externos, para conseguir tales tipos de competencias instrumentales, bien sea en forma de seminarios, cursos intensivos y similares con organizacion y precio aparte del Grado. Es el modelo mas frecuente en las Universidades clasicas, como la Universidad de Alicante y la de Zaragoza.

4- Las Universidades que no hacen nada al respecto, asumiendo que las skills son responsabilidad exclusiva de los propios estudiantes como tal y que estos deben asumir la tarea de conseguirlas. No escasean este tipo de Universidades, como la mia, la de Oviedo.

Que cual es el mejor modelo?, parece evidente que ya estan ordenados por ranking, y que mejor el 1 que el 2 y este que el 3, frente al impresentable modelo 4. Ahora bien, cabe reconocer las dificultades que supone integrar las Skills en el Grado, esencialmente dos: que deberia modificarse en plan del grado en cuestion, con aprobacion ministerial incluida, y, sobre todo, la dificultad de conseguir, contratar, profesores buenos y competentes en estas herramientas. Los doctores universitarios sabemos, quizas, mucho de nuestra materia pero poco, o nada, de enseñar de estas cosas.

Incluso puede parecer optimo una combinacion de los modelos, por ejemplo, que fueran obligatorias algunas skills basicas (redaccion, comunicacion oral, busqueda de informacion), otras skills optativas (debate, trabajo en grupo, creatividad) y un tercer grupo de skills complementarias (software, redes sociales).

Y esto, si, tambien seria excelencia, de la Universidad y de sus alumnos!, digo yo Sr. Rector, digo yo Sr. Decano…

Compartir esto:

Sobre el Autor

Francisco Javier de la Ballina Ballina

Profesor de la Universidad de Oviedo desde septiembre del año 1989. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Oviedo (1993). Desde el año 1994 es Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados. Ha sido Director General de Comercio y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias y tiene experiencia profesional como Director General de la Cámara Oficial de Industria, Comercio y Navegación de Gijón.

 


Un Comentario

  • Marta

    Muy acertado. Además de lo que dices, algo que llevo discutiendo en varias ocasiones con algún profesor de Oviedo es la necesidad de que el departamento pueda contratar y despedir libremente (con controles que eviten “amiguismos”). Con ello se conseguiría un mix de profesionales y doctores que abarquen todo tipo de formación para el alumno.

    Sobre la falta de herramientas de la mochila del alumno tienes toda la razón. En las presentaciones y debates de la universidad (así como en los post de fb y otras redes sociales) destaca una falta de lógica. Tal vez un poco más de Sócrates en el instituto sea necesario. Falta de base matemática, faltas de ortografía inimaginables hace veinte años…(aunque la RAE se está poniendo las pilas aceptándolo todo), ese es el pan de cada día de los profesores universitarios.

    En mi opinión, hay que hacer borrón y cuenta nueva con Bolonia en Oviedo y, no menos importante, hay que repensarse la educación media. Generación tras generación llegamos a la universidad en peores condiciones. Y esto lo dice la segunda de cuatro hermanos de distintas generaciones (12 años de diferencia entre el mayor y el menor), con lo que he conocido a los estudiantes muy buenos, buenos, normales, malos y muy malos de estas generaciones.

    • 16 abril, 2015, 08:33:37

Deja un comentario